+34915180484 Llámenos sin ningun compormiso

Cómo afecta en el IRPF ganar un pleito ante la justicia

por May 31, 2023asesoría fiscal0 Comentarios

Los técnicos de Hacienda, según indica Gestha, recuerdan que hay que incluir el importe de las costas en la base liquidable general del IRPF.

Cualquier ciudadano al que una sentencia judicial reconozca el abono de las costas, tanto por ganar el pleito como por temeridad procesal de la parte contraria, tendrá que incluir el importe de las costas en la base liquidable general del IRPF, aumentando la progresividad de la carga tributaria con relación a las rentas anuales provenientes de cualquier fuente, porque tendrá la calificación de “ganancia patrimonial”.
Una reciente consulta vinculante de la Dirección General de Tributos señala que tampoco serán deducibles los gastos de abogado y procurador asumidos durante el proceso, porque tienen la calificación de “gastos debidos al consumo”, una posición que elimina el carácter indemnizatorio de las costas judiciales por los gastos necesarios en que incurre el ganador de un pleito para la defensa de la causa ante los tribunales. Otra cosa sería que el exceso de las costas que superen a los gastos jurídicos realmente incurridos estén sujetas a tributación.
La omisión del importe de las costas en la base liquidable puede suponer la reclamación de las cuotas no ingresadas, los intereses de demora e imponer una sanción mínima del 50% sobre la cuota descubierta, que en el caso de de conformidad quedaría en una sanción del 26,25%”.
Fuentes de Gestha señalan que anualmente se dictan en torno a 1,5 millones de sentencias más unas 150.000 resoluciones contra la Administración declarativas de costas en primera instancia.
Una vez más la Agencia Tributaria ha diseñado un mecanismo, más que discutible, para perseguir la recaudación tributaria a los más perjudicados, víctimas de los entramados financieros de productos híbridos que consiente el sistema financiero, que no sólo fueron engañados, estafados y vilipendiados, sino que al final de largos procesos judiciales les está esperando el peaje tributario para darles la puntilla.
Menos mal que el espíritu recaudatorio de “hacienda somos todos” no es más que un slogan publicitario.

gestensa